Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 17 de junio de 2010

La pelota rueda en la vida también...





Empezó el Mundial. No puedo dejar de hablar sobre el mismo. Me hace sentir tan feliz. Por un tiempo, todo se detiene. Todas las preocupaciones parecen más livianas y lejanas. Cada partido, por tele o radio, tiene un gustito especial. Ahí los vemos, a los pibes de la Selección. Y a veces se confunde su realidad con la mía. Como si yo estuviese en la cancha... esperando un pase para meter el gol. La vida se asemeja mucho a este hermoso deporte. Después de todo, cada uno se enfrenta a la pelota y tiene que decidir que hacer, pasarla, correr para adelante, retroceder... tantas opciones. Pero así como en la cancha, dónde están ellos solos, 11 hombres que se la tienen que bancar, poner el pecho a las críticas, a las personas que se creen con derecho a meterse en asuntos que no les atañen. 11 jugadores, cada uno solo, buscando un compañero para hacer una pared, para sentirse alentado. En la vida buscamos lo mismo... Sentir que no estamos solos en la cancha, con las presiones de hacer lo correcto para que no nos critiquen. Estas palabras son para los pibes y las comparto con todos. Este es mi mensaje personal, ustedes son los que ganan o pierden. Porque en este país es "ganamos" o "perdieron" como dijo mi hermana. Para mí es ganan o pierden... ustedes. Yo, solamente soy una espectadora, que se alegra con las victorias y los alienta en los tiempos más complicados. Ganen chicos, por ustedes, por su propio honor. El resto que diga lo que quiera, y la verdad (como en la vida) no tienen que dar explicaciones a nadie, aunque se las pidan. Disfruten y hagan lo mejor que saben hacer: jugar a la pelota. Desde acá, yo voy a bancarlos siempre. En la vida, nadie esta solo, a veces, solamente hay que saber mirar para los costados antes de hacer el pase. Levanto mi corazón por ustedes. Con admiración y cariño... Mi Querida Selección Argentina. Ustedes valen la pena. Nosotros valemos la pena. El partido empezó, la pelota rueda... a ganar.